APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

PERSPECTIVAS DE INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN SOBRE EL POTENCIAL A MEDIO Y LARGO PLAZO DE LOS BIOCARBURANTES AVANZADOS EN EUROPA

Comisión Europea, Noviembre 2017

La Comisión Europea ha hecho público un estudio en el que se pone de manifiesto el elevado potencial a medio y largo plazo de los biocarburantes avanzados de aplicarse políticas adecuadas de Investigación e Innovación (I+i) en la Unión Europea (UE).

El estudio señala concretamente que los biocarburantes avanzados podrían llegar a cubrir en 2050 de manera sostenible alrededor del 50% de todas las necesidades energéticas de la UE y aportar el 65% de los ahorros de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) requeridos para entonces en el sector del transporte, utilizando principalmente recursos autóctonos.

Su desarrollo mejoraría significativamente la seguridad energética, crearía más de 100.000 puestos de trabajos netos y permitiría a los biocarburantes avanzados una contribución al PIB de la UE del 1,6%.

El estudio considera que la aportación de los biocarburantes avanzados será especialmente importante en los sectores de la aviación, la navegación marítima y el transporte de mercancías por carretera, dada la escasez de alternativas viables de descarbonización en estas áreas durante el período considerado.

Para aprovechar todo este potencial es clave la puesta en marcha de políticas de I+i dirigidas a este fin, especialmente en relación con las materias primas y las tecnologías de conversión, que ayuden a movilizar las importantes inversiones requeridas.

Las conclusiones de este estudio son especialmente interesantes en la medida en que ponen de manifiesto que los biocarburantes tienen potencial para realizar una importante contribución para la satisfacción de las demandas energética del transporte en las próximas décadas. Sin embargo, para ello es necesario que se adopten las políticas y medidas regulatorias oportunas ya que, de lo contrario, todo este importante potencial no podrá desplegarse adecuadamente.

Descargar

IMPULSANDO LOS BIOCARBURANTES – VÍAS SOSTENIBLES PARA UNA MAYOR SEGURIDAD ENERGÉTICA

IRENA, Junio 2016

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha publicado un interesante informe titulado “Impulsando los Biocarburantes – Vías sostenibles para una mayor seguridad energética” que asegura que los biocarburantes sostenibles tienen potencial para cubrir buena parte de las necesidades mundiales del transporte previstas para el año 2050 de manera compatible con la satisfacción de la demanda alimentaria.

  • En primer lugar, un mayor aprovechamiento sostenible de los productos y residuos forestales, así como el cultivo de árboles de crecimiento rápido en tierras degradadas o marginales, permitiría cubrir la mitad de la demanda actual de carburantes en el transporte, al tiempo que aumentaría el secuestro de carbono en el suelo.

  • En segundo lugar, la mejora de la gestión de los pastos ganaderos permitiría liberar tierras suficientes para que los biocarburantes pudieran suministrar la mitad los carburantes actualmente consumidos, manteniendo al mismo tiempo la biodiversidad en estos ecosistemas.

  • En tercer lugar, el incremento del aprovechamiento sostenible de los residuos agrícolas para producir biocarburantes permitiría reemplazar un tercio de los carburantes actualmente utilizados en el transporte. Se estima que entre el 25% y el 50% de los residuos agrícolas se podrían destinar a la producción sostenible de biocarburantes, una vez cubiertas las necesidades de regeneración del suelo y la demanda de la industria ganadera.

  • En cuarto lugar, el aumento del rendimiento de los cultivos alimentarios a través de la implementación de prácticas agrícolas modernas e irrigación posibilitaría obtener la misma cantidad de alimentos con menos tierras. Las tierras liberadas se podrían utilizar para cultivar materias primas para la producción de biocarburantes con los se podría cubrir un tercio del consumo actual del transporte.

  • En quinto lugar, reducir la pérdida y desperdicio de alimentos permitiría disminuir la cantidad de tierras necesarias para su producción. La FAO estima que un tercio de toda la comida actualmente producida en el mundo se pierde o se estropea a lo largo de la cadena alimentaria, lo que en Europa representaría cerca de 300 kilos por persona y año. Las tierras así liberadas se podrían utilizar para producir biocarburantes suficientes para satisfacer un tercio de las actuales necesidades del transporte.

El informe considera que una parte de todo este potencial sería realizable mediante tecnologías de primera generación que producen biocarburantes a partir de cultivos como la caña de azúcar, el maíz o la palma, mientras que otra parte de este potencial se concretaría a través de tecnologías de segunda generación que convierten en biocarburantes la lignocelulosa de los residuos agrícolas y ganaderos, las hierbas y la madera. Una parte adicional de este potencial sería aportado por tecnologías de tercera generación actualmente en desarrollo, como sería la producción de biocarburantes a partir de algas.

El documento de IRENA concluye que la puesta en marcha de este conjunto de medidas debería impulsar sustancialmente la producción de biocarburantes en todo el mundo, reforzando así la seguridad energética global, el desarrollo económico y la lucha contra el cambio climático.

Descargar