APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

El marco regulatorio de la energía hidráulica viene determinado por diversas leyes de las que deberíamos destacar la Ley de Aguas, que regula el dominio público hidráulico, el uso del agua y el ejercicio de las competencias atribuidas al Estado, y el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, desarrollado en el RD 849/1986 y modificado en el RD 9/2008.
Adicionalmente a las leyes de carácter nacional, existen legislaciones específicas que afectan a las cuencas hidrográficas y que han de observarse en cada caso particular, especialmente en lo que a tramitación de permisos se refiere.

A su vez, la norma más reciente son el Real Decreto-ley 15/2018, que establece medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, y el Real Decreto 244/2019, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

De forma general, la regulación del sector energético renovable sigue un esquema normativo que se basa principalmente en el Real Decreto-Ley 9/2013, en el que se adoptaron medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sector eléctrico; en la Ley 24/2013 de Sector Eléctrico, que fijó las bases para la regulación del régimen económico de las renovables; y en el Real Decreto 413/2014, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos. Esta normativa se complementa con distintas órdenes, que regulan aspectos más específicos y concretos de nuestra actividad. Podéis ampliar la información en la sección de Regulación.