APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

A nivel mundial, las energías renovables aumentaron su contribución al consumo de energía primaria en un 6,4% durante 2016 y representaron el 10% del total. Las energías renovables son, como el año anterior, la cuarta fuente en consumo de energía primaria en el mundo. El consumo mundial de petróleo creció un 1,8% hasta alcanzar el 33,3% y, situarse, una vez más, en primera posición. Le siguió el carbón, que disminuyó su contribución un 1,4% hasta el 28,1%. El gas natural, con un aumento del 1,8%, se situó en tercera posición con el 24,1%. Seis séptimas partes (85,5%) de la energía primaria consumida en el mundo proviene de combustibles fósiles. Finalmente, la energía nuclear representó el 4,5% del consumo de energía primaria a nivel mundial, con un crecimiento del 1,6%. El consumo global de energía en el mundo creció un 1,3% en 2016 (Gráfico 1).

Gráfico 1: Consumo mundial de energía primaria en 2016

Por otra parte, las energías renovables representaron el 13,1% de la energía primaria consumida en la Unión Europea durante el año 2016 y aumentaron su contribución un 1,2%. El petróleo (37,4%), el gas natural (23,5%) y el carbón (14,5%) ocuparon las primeras posiciones. Algo más de tres cuartas partes (75,4%) de la energía primaria consumida en Europa tiene su origen en fuentes de energía fósil, esto hace que se mantenga una muy alta dependencia exterior, superior al 50%. El 11,6% correspondió a la contribución de la energía nuclear. Europa elevó su consumo de energía un 0,9% entre los años 2015 y 2016, un consumo creciente pero que tiende a reducir su aumento (Gráfico 2).

Gráfico 2: Consumo de energía primaria en Europa en 2016