APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

Algunos de los beneficios de las energías renovables se producen al sustituir energías fósiles y contaminantes con energías limpias. Estos beneficios, como el impacto positivo en la balanza comercial y el ahorro en derechos de emisión, son económicamente cuantificables. Gracias al impacto en la generación eléctrica, energía térmica y los biocarburantes, el Sector de las Energías Renovables evitó en 2017 la importación de 20.068.185 toneladas equivalentes de petróleo (tep) de combustibles fósiles, que generó un ahorro económico equivalente de 6.951 millones de euros. Este aumento respecto al año anterior se produce tanto por una mayor sustitución de toneladas de combustible fósil como por el aumento del consumo de energías renovables, así como por un aumento del coste de las materias primas como el carbón, el gas natural, las gasolinas y gasóleos, etc. (Gráfico 1).

El uso de tecnologías renovables también evitó que se emitieran a la atmósfera 56.850.744 toneladas de CO2, lo que permitió ahorrar pagos en concepto de derechos de emisión por valor de 332 millones de euros. El ahorro económico ha aumentado en un 18%, fruto de una mayor producción y consumo renovable y el aumento del 9% del precio medio de los derechos de emisión por tonelada de CO2 emitida.

Gráfico 1: Ahorros producidos por el uso de energías renovables hasta 2017

PRODUCCIÓN ELÉCTRICA

La generación eléctrica renovable evitó en 2017 la emisión a la atmósfera de 40.569.880 toneladas de CO2, lo que supone un incremento del 11% respecto al 2016. Esta cantidad de emisiones que las renovables eléctricas
evitaron, generaron un ahorro económico equivalente de 237 millones de euros
 (Gráfico 2, izquierda). En los últimos ocho años, las energías renovables eléctricas han evitado la emisión de 300.498.375 toneladas de CO2 a la atmósfera. Estos más de 300 millones de toneladas de CO2 han ahorrado a nuestra economía el pago de 2.327 millones de euros en concepto de derechos de emisión.

En 2017, la generación eléctrica a partir de fuentes renovables evitó la emisión de 33.041 toneladas de NOx y 62.698 toneladas de SO2. Desde el 2010, se han evitado la emisión de 644.569 toneladas de estos dos gases tan nocivos, tanto para la salud de las personas como para el propio medioambiente (Gráfico 2, derecha).

Gráfico 2: Emisiones de CO2 equivalente evitadas y ahorro económico por la producción de energía eléctrica renovable (izquierda) y evolución de las emisiones de NOx y de SO2 evitadas por utilización de energías renovables eléctricas (derecha)

PRODUCCIÓN TÉRMICA

Esos consumos térmicos renovables evitaron la emisión a la atmósfera de 13.234.841 toneladas de CO2 con un ahorro económico equivalente de 77 millones de euros (Gráfico 3, izquierda). Gracias a la generación térmica renovable se evitó la emisión a la atmósfera de 13.956 toneladas de NOx y 13.833 toneladas de SO2 durante 2017. En los últimos diez años la emisión evitada de estos gases ascendió a 263.984 toneladas (Gráfico 3, derecha).

Gráfico 3: Emisiones de CO2 equivalente evitadas y ahorro económico por la producción de energía renovable térmica (izquierda) y evolución de las emisiones de NOx y de SO2 evitadas por utilización de energías renovables térmicas (derecha)

BIOCARBURANTES

Según las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los biocarburantes consumidos en España en 2017, redujeron las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) en el transporte en un 64% con respecto a los combustibles fósiles que sustituyeron. Adicionalmente, evitaron la emisión a la atmósfera de 3,5 millones de toneladas de CO2 equivalente. Esto supuso un ahorro económico de 18 millones de euros en términos de derechos de emisión (Gráfico 4).

Gráfico 4: Emisiones de CO2 equivalente evitadas por la utilización de biocarburantes en el transporte hasta 2017