APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

Una fuente de energía primaria es toda forma de energía disponible en la naturaleza antes de ser convertida o transformada. Supone el input utilizado en un sistema energético. Esta energía ha de modificarse posteriormente en una fuente de energía secundaria para poder ser utilizada. Una de las formas más usuales de consumo de energía es la electricidad.

En España, las energías renovables suponen el 12,2% de la energía primaria utilizada. El 87,6% restante corresponde al uso de combustibles fósiles (75,7%) y nucleares (11,9%) (Gráfico 1). Dentro del mix eléctrico español en 2017, las energías renovables supusieron el 31,9% de la generación eléctrica (eólica 17,6%; hidroeléctrica 7,6%; solar fotovoltaica 3,1%; solar termoeléctrica 2%, y biomasa, biogás, RSU renovable y otras renovables 1,6%) (Gráfico 2) consolidándose como la primera fuente de generación en el mix. Del total de la generación de electricidad a partir de energías renovables, el 70,2% corresponde a la energía eólica, seguida de la energía solar fotovoltaica con un 14,2%, la solar termoeléctrica con un 7%, la minihidráulica con un 6,3% y la biomasa con 3,1%.

Gráfico 1: Consumo de energía primaria en España en 2017


Gráfico 2: Cobertura de la demanda de energía eléctrica 2017