Nueva Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables – 26 de octubre de 2023

Nueva Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables – 26 de octubre de 2023

A continuación os dejamos un resumen sobre las principales medidas y, al final del artículo disponéis del enlace al informe completo que realizamos y enviamos en un flash informativo.

  1. Introducción
    El Consejo Europeo este mes de octubre, ha adoptado la nueva Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables. Uno de los asuntos más relevantes es el aumento de la cuota de energías renovables en el consumo total de energía de la UE hasta el 42,5% de aquí a 2030, con un complemento indicativo adicional del 2,5 % que permitirá alcanzar el objetivo del 45%.
    La propuesta de revisión de la Directiva sobre Fuentes de Energía Renovables forma parte del paquete «Objetivo 55», que busca adaptar el marco legislativo de la UE en materia de clima y energía a la meta de neutralidad climática para 2050 y al objetivo de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990. Esta propuesta se encuadra en el plan REPowerEU y se incorpora a la Directiva vigente sobre Fuentes de Energía Renovables. La actual Directiva, en vigor desde diciembre de 2018 y jurídicamente vinculante desde junio de 2021, establece el objetivo de alcanzar un 32% de energías renovables en el consumo total de energía de la UE para 2030.
    En la modificación de la Directiva (UE) 2018/2001, el Reglamento (UE) 2018/1999 y la Directiva 98/70/CE en lo que respecta a la promoción de la energía procedente de fuentes renovables y se deroga la Directiva (UE) 2015/652 del Consejo, se pone foco en impulsar y acelerar la integración de las energías renovables en sectores en los que la incorporación ha sido más lenta, por ello, se fijan objetivos más ambiciosos en materia de transporte, industria, edificios, calefacción y refrigeraciones urbanas. Todos los objetivos que a continuación se detallan tienen el objetivo a ser alanzados desde hoy hasta el 2030.
    A continuación, se presentan los aspectos fundamentales abordados en la recién modificada Directiva Europea sobre Energías Renovables.
  1. Transporte
    El Artículo 25, referido al Incremento de las energías renovables y reducción de la intensidad de gases de efecto invernadero en el sector del transporte, da a los Estados miembros la posibilidad de elegir entre:
    • Objetivo de la reducción del 14,5% de la intensidad de gases de efecto invernadero en el transporte mediante el uso de EERR.
    • Cuota vinculante de al menos un 29% de EERR dentro del consumo de energía final en el sector.
  2. Las nuevas normas tienen por subjetivo vinculante el 5,5% para los biocombustibles avanzados -generalmente derivados de materias primas no producidas a partir de cultivos alimenticios- y los combustibles renovables de origen no biológico -principalmente hidrógeno renovable y combustibles sintéticos basados en el hidrógeno-. De estos últimos hay un requisito mínimo de que sean un 1% de la cuota de EERR suministradas al sector del transporte.
  1. Industria
    El Artículo 22 bis, es propositivo en cuanto a la integración de la energía renovable en la Industria, por ello establece el objetivo incrementar en al menos un 1,6 punto porcentual de media anual calculada para los períodos de 2021 a 2025 y de 2026 a 2030 del conjunto de fuentes energéticas utilizadas como energía final y para fines no energéticos en el sector industrial.
    El peso específico de la contribución de los combustibles renovables de origen no biológico utilizados como energía final y para fines no energéticos represente al menos el 42% del hidrógeno utilizado como energía final y para fines no energéticos en la industria a más tardar en 2030, y el 60% a más tardar en 2035.
  1. Edificios, calefacción y refrigeración
    La integración de la energía renovable en los edificios (Artículo 15 bis) promueve, que el consumo de la energía final en el sector de la construcción en 2030 tenga por objetivo una cuota mínima del 49% de energía procedente de fuentes renovables.
    El Artículo 23 en su apartado 1 indica la necesidad de aumentar la cuota de energías renovables en ese sector en al menos 0,8 puntos porcentuales de media anual, calculada para el período de 2021 a 2025, y en al menos 1,1 puntos porcentuales de media anual, calculada para el período de 2026 a 2030.
  1. Bioenergía
    La Directiva refuerza en su Artículo 3, apartado 3, los criterios de sostenibilidad aplicables para el uso de la biomasa para producir energía, con el fin reducir el riesgo de producción no sostenible. A tal fin, se tendrá en cuenta la jerarquía de residuos definida en el Artículo 4 de la Directiva 2008/98/CE y vela por la aplicación del principio de uso en cascada de la biomasa, con especial atención a los sistemas de apoyo y dando la debida consideración a las particularidades nacionales. Se especifica que el principio de uso en cascada de la biomasa implica dar prioridad al uso eficiente de la biomasa, enfocándose en su utilización como material en lugar de uso para fines energéticos siempre que sea posible.
  1. Procedimientos de concesión de permisos
    Se agilizarán los procedimientos de autorizaciones mediante, entre otros la designación de zonas de aceleración de las energías renovables (Artículo 15 ter y quarter). La Directiva indica que se llevará a cabo una cartografía coordinada del despliegue de energías renovables territorio a fin de determinar el potencial doméstico y las zonas terrestres, ubicadas en la superficie y en el subsuelo, y las zonas marítimas o de aguas interiores disponibles. La simplificación en forma y en plazos tiene como propósito y agilizarán los procesos de concesión de permisos. Así como, se presumirá que la implantación de EERR es de interés público superior. El propósito es acelerar el despliegue de proyectos en el contexto del plan REPowerEU.
    Los procedimientos de concesión de autorizaciones para proyectos de energía renovable, tanto en zonas de aceleración renovable como fuera de ellas, deben cumplir con los plazos específicos. En las zonas de aceleración renovable, los proyectos de energía renovable deben recibir autorizaciones en un plazo de hasta doce meses. Para proyectos de repotenciación de plantas de energía renovable, para nuevas instalaciones (capacidad eléctrica inferior a 150 kW), para las instalaciones de almacenamiento de energía de coubicación, incluidas las instalaciones eléctricas y térmicas, así como para su conexión a la red, situadas en zonas de aceleración renovable, no será superior a seis meses.
    Además, se establece un proceso de evaluación de impacto ambiental obligatorio en un plazo de seis meses desde la decisión administrativa inicial que sugiera efectos adversos significativos no previstos. Sin embargo, en circunstancias excepcionales, este plazo puede extenderse por otros seis meses. Para acelerar el despliegue de energías renovables y cumplir con los objetivos de clima y energía, los proyectos eólicos y solares fotovoltaicos pueden estar exentos de estas evaluaciones a en ciertas situaciones justificadas. Estas regulaciones se aplican en los Artículos 16 bis y 16 ter de la Directiva.
  1. Autoconsumo y comunidades energéticas
    Aceleración del procedimiento de concesión de autorizaciones para la repotenciación y para la instalación de equipos de energía solar.
    El procedimiento de concesión de autorizaciones para la instalación de equipos de energía solar con una capacidad igual o inferior a 100 kW, incluidos los autoconsumidores de energías renovables y las comunidades de energías renovables, no sea superior a un mes. La ausencia de respuesta por parte de las autoridades o entidades competentes en el plazo establecido que sigue a la presentación de una solicitud completa dará lugar a que se considere concedida la autorización, siempre que la potencia del inversor fotovoltaico no supere la capacidad existente de la conexión a la red de distribución. (Artículos 16 quater y 16 quinquies).
  1. Bombas de calor
    El Artículo 16 sexies relativo al procedimiento de concesión de autorizaciones para la instalación de bombas de calor, con el fin de acelerar la instalación y uso de bombas de calor promueve la simplificación a través de un procedimiento de concesión de autorizaciones para la instalación de bombas de calor de menos de 50 MW no siendo este superior a un mes. En el caso de las bombas de calor de origen terrestre, el procedimiento de concesión de autorizaciones no excederá de tres meses.
  1. Otros temas destacados
    La modificación de la Directiva (UE) 2018/2001, el Reglamento (UE) 2018/1999 y la Directiva 98/70/CE en relación con la promoción de la energía derivada de fuentes renovables, con la derogación de la Directiva (UE) 2015/652 del Consejo, también aborda otros temas destacados tales como:
    • Sistemas de apoyo y medidas que faciliten la adopción de contratos de compra de electricidad renovable, con el objetivo de posibilitar el despliegue de electricidad renovable. (Art. 3, 4 bis).
    • Acuerdo con otro u otros Estados miembros para establecer un marco de cooperación sobre proyectos conjuntos. (Art. 9, 1 bis).
    • De acuerdo con los objetivos indicativos en materia de producción de energía renovable marina que se desplegará en cada cuenca marítima, determinados de conformidad con el Artículo 14 del Reglamento (UE) 2022/869, los Estados miembros afectados publicarán información sobre los volúmenes de energía renovable marina que prevén lograr a través de licitaciones, prestando especial atención a la viabilidad técnica y económica de la infraestructura de la red y las actividades que ya tienen lugar. (Art. 9, 7 bis).
    • Medidas para promover la adopción de contratos de compra de energía renovable a largo plazo en los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima presentados en virtud de los Artículos 3 y 14 del Reglamento (UE) 2018/1999. (Art. 15, apartado 8).
    • Los Estados miembros garantizarán la participación pública en relación con los planes que designen zonas de aceleración de renovables a que se refiere el Artículo 15 quater, apartado 1. (Art. 15 quinquies).
    • Áreas para la infraestructura de red y de almacenamiento necesaria para integrar la energía renovable en el sistema eléctrico. (Art. 15 sexies).
    • Sistemas de certificación para instaladores de sistemas de energía renovable y que estos sistemas cumplan con criterios específicos. Impulso de programas de formación y certificación en tecnologías de energía renovable, con el objetivo de garantizar un número suficiente de instaladores capacitados. Los Estados miembros también deben proporcionar información pública sobre estos sistemas de certificación y la lista de instaladores certificados. (Art. 18 apartados 3 y 4).
    • Especificaciones relativas a una garantía de origen para productores de energía renovable y combustibles renovables gaseosos no biológicos, con excepciones. (Art. 19).
    • Los Estados miembros deben aumentar la proporción de energías renovables en el sector de la calefacción y la refrigeración en al menos 0.8 puntos porcentuales de media anual para el período de 2021 a 2025 y en al menos 1.1 puntos porcentuales de media anual para el período de 2026 a 2030. También se permite contabilizar hasta 0.4 puntos porcentuales de calor y frío residuales en este aumento anual, y si se elige hacerlo, el aumento anual será la mitad de los puntos porcentuales contabilizados. (Art. 23).
    • Promoción del uso de energías renovables y del acceso a información sobre eficiencia energética en sistemas urbanos de calefacción y refrigeración, así como el fomento de la coordinación y la conexión con proveedores de energía renovable y calor y frío residuales en esos sistemas. (Art. 24).
    • Especificaciones sobre la proporción de biocarburantes, biolíquidos y combustibles de biomasa. Establecen límites a las proporciones y permiten a los Estados miembros reducir las cuotas mínimas de energías renovables o los objetivos de reducción de la intensidad de gases de efecto invernadero en función de estas limitaciones. Modificaciones relativas al cálculo del consumo final bruto de energía procedente de fuentes renovables. (Art. 26).
    • Especificaciones y cálculos relacionados con los combustibles renovables, tanto biológicos como no biológicos, en el sector del transporte. (Art. 27).
    • Modificaciones de los mecanismos relacionados con la cuota de biocarburantes y biogás en el transporte. (Art. 28).
    • Auditorías independientes obligatorias y transparentes
    • para verificar el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero al contabilizar combustibles renovables y
    • combustibles de carbono reciclado en varios objetivos. (Art. 30).
    • Creación de una base de datos de la Unión para el seguimiento de combustibles renovables líquidos y gaseosos, y combustibles de carbono reciclado. (Art. 31, bis).
  1. Próximas etapas
    Dado que la Directiva se ha adoptado formalmente, a continuación, se publicará en el Diario Oficial de la UE y entrará en vigor veinte días después. Los Estados miembros dispondrán de dieciocho meses tras la entrada en vigor de la Directiva para incorporarla a su Derecho interno.