APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

La curva aprendizaje de las tecnologías renovables (principalmente fotovoltaica) y su enorme modularidad, han permitido expandir el autoconsumo a todos los niveles, tanto doméstico como industrial. Así, en los últimos años el autoconsumo se ha convertido en una alternativa rentable de generación de electricidad, y adaptable a cualquier tipo de consumidor

La aparición de las tecnologías de autoconsumo surgió en lugares aislados de la red, en los que la necesidad de electrificación y el alto coste de conexión a red hacían viables altas inversiones en energías renovables. Sin embargo, el avance de la tecnología y de la industria han habilitado que actualmente este tipo de soluciones se presenten como una solución rentable en consumos conectados a la red.

Gracias al recurso solar del que goza la mayor parte del territorio español (España es el país con mayor radiación solar del Europa), el autoconsumo fotovoltaico es la forma de autoconsumo renovable más extendida a nivel nacional. Sin embargo, dependiendo del emplazamiento, la mini eólica puede ser una tecnología óptima de autoconsumo, si el recurso existente es bueno.

Además, debe tenerse en cuenta que la hibridación de las distintas tecnologías de autoconsumo es posible y ventajosa, debido a que se pueden complementar entre sí y aprovechar de forma más completa los recursos energéticos presentes en el emplazamiento.