APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

La producción de energía eléctrica consta por un lado del subsuelo donde se desarrollan los sondeos o perforaciones, que tienen como objeto acceder hasta el reservorio geotermal para extraer el calor a la superficie en forma de vapor a presión o de agua caliente; y por otro está la planta geotérmica, situada en la superficie y cuyo objetivo es la generación de electricidad a partir de la transformación del calor extraído del subsuelo en energía mecánica mediante un ciclo termodinámico.

La producción de calor directo consiste en el intercambio directo del calor del subsuelo con otro circuito secundario en superficie (red de distrito) que calienta de manera directa los edificios. El fluido de agua caliente sirve tanto para calefacción como para agua caliente sanitaria. A través de un convertidor, se puede invertir el proceso generando frío en el verano.