APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

Las energías renovables para la producción eléctrica tienen un efecto de abaratamiento del precio del mercado diarios conocido como pool. Este ahorro se produce como consecuencia de la entrada de un elevado contingente de generación con ofertas ajustadas, dados los bajos costes marginales que tienen estas energías.


Durante el año 2017, la generación eléctrica a partir de fuentes renovables abarató el precio del mercado mayorista en 2.584 millones de euros, lo que ha supuesto un ahorro medio de 10,23 euros por cada MWh adquirido en el mercado diario. Cuanto mayor es la entrada de energías renovables en el sistema, más se reduce el precio de casación. Si no hubiéramos contado con la generación renovable en nuestro mix de generación eléctrica, el precio medio del mercado en 2017 habría sido de 62,47 €/MWh en lugar de los 52,24 €/MWh.


En 2017, las energías renovables recibieron 5.674 millones de euros de retribución específica (Gráfico 1). Adicionalmente, en 2017 las energías renovables evitaron la importación de combustibles fósiles; unos combustibles que, según los precios de mercado, hubieran costado a la economía nacional más de 2.115 millones de euros. En concepto de derechos de emisión de CO2, las energías renovables ahorraron 237 millones. Desde 2014, el sistema eléctrico no sólo no ha generado déficit de tarifa, sino que ha cerrado con superávit los últimos cuatros años. En cada uno de estos años la retribución específica renovable ha superado los 5.000 millones
Las energías renovables reciben una retribución por aportar energía eléctrica renovable y no contaminante que, como se explica en este capítulo, no explica la creación del antiguo déficit de tarifa ni la vinculación entre este déficit y las energías renovables. 

Gráfico 1: Desglose de la retribución de las renovables por tecnologías hasta 2017