APPA Madrid - 91 400 96 91 | APPA Barcelona - 93 241 93 63

En el caso de los biocarburantes, podemos ver que los que se pusieron físicamente en el mercado español en 2016 alcanzaron una cuota global en términos energéticos del 4,3% del mercado de gasolinas y gasóleos de automoción. Sin embargo, esta cifra se redujo contablemente al 4,2% tras considerarse los certificados traspasados. Por lo tanto, el objetivo global obligatorio fijado para ese año (4,3%) no se cumplió en términos contables. La cuota real de consumo de biocarburantes en gasóleo se situó en 2016 en el 4,5% en términos energéticos frente al 3,9% del año anterior. El biodiésel contribuyó a la misma con 3,2 puntos porcentuales, mientras que el hidrobiodiésel aportó los 1,3 puntos restantes. La cuota real de consumo de biocarburantes en gasolinas se situó en 2016 en el 2,7% en términos energéticos, muy por debajo del 4,1% alcanzado el año anterior (Gráfico 1).

Gráfico 1: Cuota de mercado real en términos energéticos de los biocarburantes hasta 2016

IMPACTO EN EL SECTOR DE TRANSPORTE

En lo referente al sector transporte, el uso de biocarburantes en España permitió la sustitución bruta de 1,15 millones de tep de petróleo en 2016 (Gráfico 2), lo que contribuyó a la diversificación del aprovisionamiento energético y a la reducción de las importaciones de crudo, proveniente mayoritariamente de países con elevada inestabilidad política, social y económica.

Gráfico 2: Estimación de la sustitución de combustibles fósiles para el transporte por biocarburantes hasta 2016

Una mayor penetración de los biocarburantes en el mercado reduciría aún más los efectos negativos que la mencionada inestabilidad provoca en los precios del petróleo. Adicionalmente, una mayor producción nacional de biocarburantes mejoraría la balanza comercial española y reduciría aún más la dependencia energética de las importaciones en uno de los sectores difusos donde más necesario es acometer cambios.

Según las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los biocarburantes consumidos en España en 2016, redujeron las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) en el transporte en un 60% con respecto a los combustibles fósiles que sustituyeron. Adicionalmente, evitaron la emisión a la atmósfera de 2,4 millones de toneladas de CO2 equivalente. Esto supuso un ahorro económico de 13 millones de euros en términos de derechos de emisión (Gráfico 3).

Gráfico 3: Emisiones de CO2 equivalente evitadas por la utilización de biocarburantes en el transporte hasta 2016

IMPACTO EN EL MEDIOAMBIENTE

De forma específica, el biodiésel permite disminuir hasta un 50% las emisiones de partículas y monóxido de carbono (CO) y hasta un 70% las de hidrocarburos sin quemar, en función de la proporción de biodiésel presente en el carburante, además de reducir las emisiones de compuestos aromáticos y poliaromáticos.

En el caso de las mezclas de bioetanol con gasolina también generan menores emisiones de CO e hidrocarburos inquemados. Adicionalmente, la adición de bioetanol incrementa el octanaje de las gasolinas y mejora la eficiencia del motor, lo que permite sustituir otros aditivos utilizados habitualmente para este fin, que contienen carcinógenos como el benceno.

Más información en Renovables y Medioambiente